Transformación Digital – Ya no hay vuelta atrás

En 1995 comencé a estudiar una Maestría en Ciencias Computacionales con toda la intención de continuar con un Doctorado con especialidad en Inteligencia Artificial. Después de un par de años me di cuenta que estudiar un doctorado implicaba limitar mis posibilidades de trabajo a la academia y a algunos laboratorios de investigación. Demasiado teórico, pensé, fue claro para mí que ésa no era mi vocación, por lo que renuncié a la idea de estudiar un doctorado. En aquella época, cuando se hablaba de Inteligencia Artificial nos referíamos a redes neuronales, lógica difusa, robótica, visión, etc. Por mi cabeza jamás pasó que años después la Inteligencia Artificial se convertiría en una herramienta indispensable en los nuevos negocios. Después de todo, en 1995 el Internet apenas comenzaba, pocos tenían una visión clara de hacia dónde nos llevaría. En 1998, Paul Krugman, premio nobel de economía, decía que el impacto del Internet en los negocios no sería mayor que el de una máquina de fax. Seguro que se ha arrepentido mil veces de su comentario, que lo persigue en forma de miles de burlas y memes que justamente se generan en Internet.

 

25 años después, Inteligencia Artificial tiene un nuevo significado, acuñado principalmente por las grandes empresas: Facebook, Google, Amazon, Apple; todas nos proporcionan servicios y aplicaciones, muchas veces hasta sin costo, con el fin de recolectar información que les permite conocer nuestros intereses, nuestros hobbies y nuestros hábitos de compra. 

Información es el nuevo oro, el nuevo petróleo. Por algo le llaman big data. Las carreras más lucrativas hoy giran alrededor de su procesamiento.

Toda esa información es ahora procesada por algoritmos de Inteligencia Artificial para crear estrategias de mercadotecnia digital personalizada. ¿Buscas unos zapatos? Te llegarán anuncios de zapatos a todas horas. ¿Buscas cursos de ventas? Te llegarán anuncios de cursos de ventas. ¿Llegas a una tienda departamental o un centro comercial? Empiezan a llegar en automático a tu smartphone las promociones del día de ese lugar.

 

Hoy día, cada vez es más común que cuando llegas a una tienda, vas prácticamente a recoger el producto porque ya lo viste en Internet y tu decisión de compra está también prácticamente ya tomada. 

Con el encierro obligado al que la pandemia nos ha llevado, muchas personas han comprado en línea por primera vez. Ya vieron lo fácil y práctico que es, no será raro que vuelvan a hacerlo. Lo mismo sucederá con el teletrabajo; tiene sus desventajas, pero no es tan raro como pensábamos y tiene su lado atractivo el trabajar desde casa. ¿Cuánto has gastado en gasolina desde que empezó la pandemia? ¿Cuánto se ahorrarían las empresas en servicios y rentas si mandaran a trabajar a sus empleados a casa? Por muchos años nos resistimos a responder estas preguntas, ahora la naturaleza nos ha obligado a confrontarlas.

 

En los últimos años contraté a varias agencias de mercadotecnia digital y mi experiencia fue terrible. Ponían anuncios en Facebook, en Google Adwords, pero sin ninguna estrategia ni planeación, esperando que simplemente inyectando dinero en anuncios las ventas empiecen a brotar. Así la necesidad me creó el deseo de empezar a estudiar y convertirme yo mismo en un experto de transformación digital. Como todo en la vida, la mercadotecnia digital está siendo cada vez mejor y más barata, por lo que ya no estará limitada a grandes usuarios que pueden pagar grandes agencias, sino también a pequeñas empresas e incluso profesionales emprendedores. Quien no se monte a la ola, pronto se verá obsoleto y el primero que se monte tendrá el mejor posicionamiento.

Los servicios en la nube son también cada vez más comunes. Anteriormente, incluso las pequeñas empresas se veían obligadas a comprar un pequeño equipo telefónico y pagar su mantenimiento. Hoy puedes comprar licencias de colaboración en la nube y tener servicios de voz y video en tu smartphone, laptop o tableta. Todo por una renta mensual que en la mayoría de las ocasiones es menor que lo que se pagaba antes por el servicio telefónico y el Internet. Igualmente, las empresas que no se suban a esta ola se estarán quedando atrás en servicios para sus clientes a menores costos. La prueba de esta tendencia es que durante la pandemia, algunas de las empresas de videocomunicaciones han visto multiplicado más de 50 veces su valor de mercado; los usuarios y los inversionistas están volteando a verlas con mayor seriedad.

 

Tengo que reconocer que cuando imparto o asisto a un curso o un taller prefiero hacerlo presencialmente; la experiencia de la interacción con otras personas no tiene sustituto. Sin embargo, las videocomunicaciones me permiten ofrecer servicios en cualquier rincón del planeta. Desde que decidí subirme con toda seriedad a la transformación digital he tenido la facilidad de encontrar diplomados y cursos cortos en línea, hasta maestrías con las mejores universidades y expertos del mundo. Ya no tengo que ir a sus instalaciones, puedo tomar múltiples cursos en mis horas libres y seguir con mi trabajo.

Esta nueva libertad que estamos adquiriendo también está teniendo profundas repercusiones en las áreas de Recursos Humanos. Ya sabemos que los famosos millennials son espíritus libres, son el futuro y el presente de las empresas y escogerán laborar en aquellas que les permitan las herramientas para trabajar con mayor libertad. Eso pone mayor presión a las empresas, que de por sí, ya tienen grandes dificultades para reclutar y retener a su personal.

 

Si aún se te dificulta entender términos como IaaS, PaaS, SaaS, IoT, UX, big data, digital marketing, machine learning, design thinking, business analytics, te recomiendo que empieces a involucrarte. Ni siquiera traduje los términos porque aún los vemos predominantemente en inglés. Yo sólo te he mencionado algunas aplicaciones en las que estoy involucrado, pero no hay un sólo mercado donde no puedan aplicarse estas nuevas herramientas. No importa si eres un empleado o dueño de una empresa, muy pronto, quien no entienda la transformación digital estará en seria desventaja; será como seguir escribiendo en máquina de escribir o anunciarte en el periódico.

 

Contáctanos a contacto@josemarialopez.info para agendar una llamada de asesoría.

Entendiendo las necesidades de tu empresa, podremos recomendarte la solución más adecuada de los fabricantes y proveedores de servicios líderes en transformación digital. Licencias demo están disponibles en la mayoría de las ocasiones para períodos de prueba.