6 habilidades para elevar tu productividad y crear relaciones de colaboración extraordinarias.

La vida es una red de colaboraciones. Todos los días estamos conversando con infinidad de personas. A lo largo de nuestra vida habremos hablado con miles de personas, incluso si con algunas de ellas apenas cruzamos palabra no dejan de ser importantes para nosotros. No tienes quizás una relación estrecha con quien te vende el pan, pero te proporciona un servicio que es de valor para ti. Quizás solo ves a tu dentista una vez al año, pero sin sus servicios tu salud no sería la misma. 

Tus resultados como vendedor, como líder, como pareja, como amigo, dependen de tu habilidad para establecer buenas relaciones y esta capacidad a su vez depende de 6 habilidades esenciales:

 

Estabilidad emocional.

Todos somos un paquete de fortalezas y debilidades. Cuando estás en control de tus emociones tus fortalezas brillan, cuando no lo estás, son tus debilidades las que saltan a la luz.
Si eres una persona muy activa por ejemplo, cuando estás concentrada y tranquila tus acciones fluyen con mucha facilidad, tu energía incluso aumenta. Por el contrario, cuando tienes ansiedad, tu mente se nubla, te desconcentras y te desesperas.

Si eres una persona poco activa, en momentos de claridad mental eres la persona más serena, amable y tranquilizadora, pero en momentos de ansiedad y nerviosismo te vuelves solitaria y extremadamente introvertida.

Para aquellas personas que viven con sus emociones a flor de piel, en sus momentos de estabilidad emocional brillan por su gran capacidad para conectar con sus emociones, para disfrutar el arte y momentos de creatividad. En ausencia de estabilidad emocional se deprimen en ocasiones hasta extremos de casi inexistencia.

En las empresas, ningún empleado espera que su jefe sea un superhombre o una supermujer, pero la cualidad mínima que esperan de ellos es que se mantengan tranquilos en situaciones de presión. Queremos jefes que nos ayuden a resolver problemas, sobre todo en tiempos de crisis, no que se conviertan en parte del problema. Para resolver problemas el requisito principal es mantener una mente clara y ágil.

No hay manera de construir relaciones sanas ni mantenerse productivo sin la existencia de cierto control de nuestra estabilidad emocional. Escribí hace algún tiempo dos artículos que te ayudarán a lograrlo:

 

http://josemarialopez.info/desarrollo-personal/que-es-el-estres-y-como-lo-manejo/

 

http://josemarialopez.info/desarrollo-personal/como-construir-rutinas-que-eleven-tu-productividad-y-eliminen-tu-ansiedad/

 

Comunicación asertiva.

Si a una persona asertiva le preguntas lo que quiere te asombrará su capacidad para explicártelo. Te arrepentirás de haber hecho la pregunta porque ahora no encuentras la manera de callarla. Sabe lo que quiere y se lo hace saber al mundo. Por el contrario, una persona poco asertiva se conformará con la típica frase: “lo que tú quieras”. Puede estar muriendo de ganas por algo, pero se conformará con lo que el mundo desee otorgarle.

La comunicación tiene dos vías. En ocasiones somos el hablante, en otras somos el oyente. Si todo el tiempo eres el oyente, estás condenado a que el mundo no se entere de tu existencia, a nadie le importa lo que necesitas. Incluso las personas que más te aman no te darán lo que quieres porque no lo saben, nunca les has dicho lo que quieres. Puede parecer una actitud humilde y desinteresada, pero siempre tiene nefastas consecuencias. Todos tenemos necesidades humanas y nuestra naturaleza nos las recuerda frecuentemente; si no satisfaces al menos algunas de esas necesidades, tarde o temprano te llenarás de resentimientos. Sentirás que el mundo no te valora, que nadie te quiere, que nadie se interesa por ti y no te darás cuenta que eres tú quien no le ha permitido al mundo valorarte y satisfacer tus necesidades.

A nivel empresarial, la falta de comunicación asertiva es terrible para los negocios. Los empleados critican a sus jefes a sus espaldas, pero no se exponen los problemas de frente. Como Consultor de empresas me he encontrado que incluso muchas áreas de Recursos Humanos buscan que no se hable de los problemas para no generar enfados; de esa manera las soluciones se posponen hasta que los problemas se convierten en crisis. Otro de los problemas que comúnmente he observado en las empresas son vendedores con muy pobre capacidad asertiva que a la hora de negociar con sus clientes se ven completamente apabullados. Muchos jefes quieren ser amigos de sus empleados, muchos vendedores quieren ser amigos de sus clientes sin darse cuenta que también en la amistad la asertividad tiene mucho valor; a los amigos se les dice la verdad, no se les endulza la vida con verdades a medias.

En la ausencia de comunicación asertiva puede parecer que todo va bien; siempre se huye del conflicto, así que existe una sensación de tranquilidad y armonía hasta que los resentimientos salen a la luz y los problemas se hacen crisis; entonces todo explota espectacularmente.
Si eres una persona poco asertiva, habla con tacto y empatía, pero jamás llegues al punto de tragarte tus necesidades y tus opiniones.

Te comparto dos artículos que escribí al respecto:

http://josemarialopez.info/desarrollo-personal/por-que-en-tu-autoestima-esta-la-clave-a-todos-tus-problemas/

 

http://josemarialopez.info/desarrollo-personal/el-gran-problema-de-ser-complaciente/

 

Apertura mental.

La apertura mental es la puerta al aprendizaje. No existe posibilidad de aprender sin una mente abierta. Los que todo lo critican, los que nada les interesa, los que creen que lo saben todo, no tienen la más mínima oportunidad de aprender y mejorar. Por el contrario, la actitud del explorador que está abierto a aprender algo incluso de sus malas experiencias es la actitud del sabio, del que sabe sacar provecho de sus errores y sus fracasos.

A nivel empresarial, la apertura mental tiene sus dos más grandes enemigos en los procesos y en el liderazgo autocrático. Empresas donde hay una cantidad enorme de regulaciones y procedimientos sin sentido, que solo satisfacen la necesidad de control de líderes autocráticos, pero no benefician en nada a la operación eficiente del negocio. No hay posibilidad de creatividad e innovación en la ausencia de apertura.

La apertura mental es también la madre de la empatía, por eso es esencial tenerla. Es la única manera de poder conectar emocionalmente con todo tipo de personas, incluso aquellas que son muy diferentes a nosotros.

Como jefe la empatía es esencial para entender las necesidades y motivaciones de un empleado, lo mismo que para un vendedor es esencial entender a su cliente para tener su atención y su confianza o para un padre o madre lo es para tener la confianza y el respeto de sus hijos.

Te comparto un artículo al respecto:

http://josemarialopez.info/desarrollo-personal/la-sabiduria-es-dejar-que-tu-fe-sea-mas-grande-que-tu-miedo-reflexiones-sobre-la-pandemia/

 

Sentido de propósito.

He disfrutado mucho los contenidos de Simon Sinek. Toda su práctica profesional gira alrededor de una palabra: Why? ¿Para qué quieres lo que quieres? ¿Cuál es la ganancia escondida detrás de todos tus comportamientos?
Incluso detrás de los peores comportamientos hay una intención positiva. Algunos niños pueden ser insoportables en búsqueda de atención, incluso algunos adultos también lo hacen. ¿Acaso es mala la atención? No, todos la necesitamos en dosis adecuadas. Nos hace sentir que somos amados y valorados.

Entender el que hay detrás de nuestros deseos y comportamientos es esencial porque cuando lo descubres se convierte en un tesoro demasiado apetitoso para ti. No hay manera de que no hagas todo lo posible por conseguirlo. Así por ejemplo, yo he visto muchas personas que han tratado de aprender inglés por años y no lo han conseguido. Si les preguntas por qué quieren aprenderlo, la respuesta más usual es porque les va servir en el trabajo; pueden acceder a mejores puestos de trabajo. Y hasta ahí ha llegado su análisis del beneficio del inglés, sin embargo, con la simple pregunta ¿para qué lo quieres? puedes llegar a profundidades extraordinarias. Veamos el ejemplo del inglés:
¿Para qué lo quieres? Para tener un mejor trabajo. ¿Para qué quieres un mejor trabajo? Para tener más dinero. ¿Para qué quieres tener más dinero? Para darle una mejor vida a mi familia. ¿Para qué quieres darle una mejor vida a tu familia? Para que mi pareja y mis hijos sean más felices. Aunque podemos seguir hurgando mucho más, ya llegamos a un punto donde dejamos de hablar de cosas y empezamos a hablar de emociones. Cada persona tendrá diferentes respuestas, pero todas llegarán a ese punto emocional. En este caso, la frase “para que mi pareja y mis hijos sean más felices” ya tiene un componente emocional muy poderoso que llevará a esa persona a visualizar momentos de felicidad con su familia, a poner más atención a las sensaciones y pensamientos que experimenta cuando está con su familia. El propósito de hablar inglés ya está claro en su mente y hasta en su cuerpo porque ya puede sentir la emoción de pensar y visualizar ese propósito.

Las empresas usualmente se preocupan exclusivamente por los beneficios económicos que le prestan a sus empleados, pero es raro el jefe que entiende el concepto de salario emocional; ese concepto extraño para la mayoría que implica entender qué es lo que realmente emociona y motiva a sus equipos de trabajo. Nadie se preocupa por preguntar el why?

La motivación para lograr algo solo puedes alcanzarla cuando estás bien consciente de la emoción que te genera la transformación positiva que tendrá tu vida cuando logres alcanzarlo. Hazlo en ti mismo todo el tiempo y si eres un líder de un grupo, ayuda a los demás a entender sus propósitos, de tal manera que tengas equipos enfocados y motivados.

Extraversión.

En toda empresa o institución conocemos a alguien que tiene un puesto importante porque tiene buenos amigos y buenos contactos. Y tendemos a demonizarlos, sobre todo si no son muy brillantes en su trabajo; aun así, te aseguro que tienen grandes talentos.

Los extravertidos tienen un gran talento: saben sacar sus emociones a la superficie y eso vale oro. Sabrás cuando está feliz o triste, emocionado o aburrido, contento o enojado. Sus cartas están a la vista y eso les permite conectar emocionalmente con mucho mayor facilidad con los demás. Eso también les permite mantener con mayor facilidad su estabilidad emocional, ya que están compartiendo sus ideas, sentimientos y emociones constantemente, no tragando sus frustraciones y enojos como muchos introvertidos lo hacen frecuentemente.

A un jefe introvertido le será mucho más difícil conectar con sus empleados y tener su confianza. A un empleado introvertido le sucederá lo mismo con su jefe y sus compañeros de trabajo. A un vendedor introvertido le costará mucho más trabajo establecer confianza con sus clientes. A un padre o una madre introvertido le será más complicado tener una relación de confianza con sus hijos.

La conexión emocional, en la cual los extravertidos son maestros, es esencial para la creación de relaciones. No la subestimes y enfócate en alcanzarla. Observa y aprende, no juzgues a los que son expertos en la conexión emocional, aunque a veces su extraversión les haga parecer como personas superficiales a primera vista.

Te comparto un artículo que te servirá para profundizar en el tema:

http://josemarialopez.info/desarrollo-personal/habilidades-sociales-la-puerta-al-exito/

 

Perseverancia.

Todos sabemos la importancia de ser perseverantes, pero muchas veces no nos damos cuenta del porqué de esa importancia.
La perseverancia está fuertemente relacionada con otras dos habilidades que son indispensables en tu vida: el sentido de propósito y la apertura mental. La primera es muy favorecedora de la perseverancia, la segunda va en su contra.

La apertura mental es la característica clásica de las mentes creativas, las ideas surgen por montones y con facilidad, lo cual es una bendición y una maldición al mismo tiempo. Si no eres capaz de organizar y priorizar esas ideas te pueden sacar por completo de control. Tienes una idea y todavía no terminas de pensarla cuando ya te llegó otra, lo cual te dificulta tomar decisiones y moverte hacia la acción, llevando a cero tu perseverancia. Lo mismo puede sucederte incluso en tus relaciones amorosas, ¿por qué enfocarse en una sola? En una mente creativa hay espacio y apertura para muchas relaciones, por lo que no hay una motivación para el enfoque en una sola.

La perseverancia no solo implica acción hacia un objetivo, debe ir acompañada también de organización. De otra manera se convierte en acciones sin propósito, que toman tiempo, gastan recursos y no generan ningún resultado positivo.

Si eres un vendedor o un emprendedor creativo, excelente que tengas muchas ideas para alcanzar tus metas, pero escoge una a una, organízalas y aterrízalas en acciones. Si eres un líder empresarial creativo, no enloquezcas a la organización con tus grandes ideas, primero aterrízalas. En cualquier actividad que realices, si no logras el enfoque, tu mente te puede hacer la vida miserable; tus finanzas, tus relaciones, toda tu vida puede resultar muy afectada.

Afortunadamente, para lograr el enfoque tienes otra habilidad a la mano: el sentido de propósito.

Te recomiendo leer el artículo sobre sentido de propósito y otro artículo complementario:

 

http://josemarialopez.info/desarrollo-personal/que-tipo-de-personas-saldran-mejor-libradas-de-la-crisis/