10 cosas que los líderes no deben olvidar hacer en sus empresas en tiempos de crisis

Todos hemos escuchado que las épocas de crisis son también tiempos de grandes oportunidades. Ese es el lado optimista. El lado pesimista también tiene su razón de ser, pues igualmente todos hemos conocido empresas que en épocas de crisis se toman decisiones erróneas o se dejan de tomar decisiones y entonces estas empresas terminan por desaparecer. 

 

Hay dos tendencias en los comportamientos en épocas de crisis: se empiezan a hacer muchas cosas frenéticamente o se dejan de hacer incluso las cosas más esenciales. Lo más importante es no olvidar lo básico y cumplirlo con mayor disciplina que en circunstancias más normales. Aquí va un recordatorio de lo básico:

 

  • Lo primero y más importante. Es cierto que son tiempos de ser creativos y hacer cosas diferentes, pero también de ser enfocados. Primero enfócate en asegurar que se hace bien lo que ya existe y después en generar cosas nuevas. 

Ejemplo: Los vendedores saben que necesitan hacer cierta cantidad de llamadas para prospectar clientes. De nada sirve que integres nuevos productos o servicios a tu portafolio si no te aseguras que la prospección se está llevando bien. La buena prospección es la base de los resultados de ventas.

 

  • Las necesidades de la empresa cambian con las circunstancias; observa nuevamente los talentos de tus equipos y valora si siguen siendo los adecuados o necesitas hacer ajustes.

 

  • Los comportamientos personales también cambian en épocas de crisis, cada persona reacciona de diferente manera. Tu comportamiento propio y tu enfoque seguramente también han cambiado, observa a tu equipo y a ti mismo como si los acabaras de conocer, descubrirás nuevos talentos y nuevas áreas de oportunidad que no habías detectado.

 

  • Este es el peor momento para el liderazgo autocrático. Acepta que no tienes todas las respuestas y que este es un buen momento para estar abierto a nuevas perspectivas generadas en tus equipos y en tu entorno cercano.En la supervisión remota existe una gran tentación por hacer el famoso micromanagement; después de todo no podemos ver lo que está haciendo nuestro equipo. No caigas en la tentación; en lugar de supervisar lo que están haciendo, supervisa los resultados que están obteniendo. Paso 1: Generar objetivos. Paso 2: Seguimiento a los resultados.

 

  • Un buen empleado quiere dos cosas de su jefe: que lo ayude o que al menos no le estorbe. Como líder se espera de ti que te mantengas estable emocionalmente. Que ante la presencia de problemas mantengas la calma y apoyes en aportar soluciones, no que te conviertas en parte del problema.

 

  • Como siempre se observa, en épocas de crisis usualmente se abre un aura de solidaridad, aunque no dura mucho tiempo. Aprovéchala para conocer mejor a tu equipo y genera un ambiente de solidaridad y colaboración que pueda ser incluso la base de un nuevo y mejor ambiente de trabajo.

 

  • Los estados de ánimo pueden no ser los mejores ante circunstancias difíciles. Presta mayor atención a las actitudes de los colaboradores y averigua las causas de actitudes negativas, atendiéndolas con prontitud y empatía. Pide lo mismo a tus líderes de equipo. Ya estamos en crisis, no queremos más crisis.

 

  • El dinero no sobra en estos tiempos. Son tiempos entonces de mayor salario emocional; será lo que te permita mantener la motivación y la lealtad alta. Conoce mejor a tu equipo y entiende sus necesidades emocionales. No hagas suposiciones sobre sus necesidades, observa con atención o pregúntalas directamente y genera iniciativas para solventarlas.

 

  • No hay peor molestia para los buenos empleados que los errores y omisiones que no se atienden. Hoy día es más probable que eso cause conflicto. Atiende los problemas con mayor celeridad y eso te permitirá no solo una mayor eficiencia, sino mantener una mayor lealtad, mejor actitud y estabilidad emocional.

 

  • Las necesidades del mercado cambian con las crisis. Observa por nuevas necesidades y genera iniciativas comerciales acordes a éstas.

Ejemplo: Enfoque en tecnología para habilitar el teletrabajo o tecnología para la medición térmica.

Recordar que justo después de sus guerras, Japón y Corea se convirtieron en potencias comerciales, dándole rienda suelta a todos sus talentos y creatividad. Son ejemplos perfectos del renacimiento que proviene del caos.

 

Si observas la lista, no hay una sola cosa que no supieras, pero en épocas de bonanza se olvidan con facilidad. Es tiempo de ser más disciplinados en cumplir las buenas prácticas en todas las áreas del negocio. Se puede hacer en teletrabajo o de manera presencial; esa es otra historia y otra discusión.

 

Esta es la oportunidad de cumplir las mejores prácticas  con eficiencia y salir fortalecidos de la circunstancia que nos ha obligado a finalmente llevarlas a cabo. No es demasiado tarde. ¡Es mejor aprender a la mala que no aprender!

 

Te dejo un nuevo artículo que te proporcionará una mayor profundidad:

 

http://josemarialopez.info/desarrollo-personal/6-habilidades-para-elevar-tu-productividad-y-crear-relaciones-de-colaboracion-extraordinarias/